su sueño aqui.

por favor no incluír ilusiones, delirios o flashes. se agradece ser fiel a la idea de publicar solamente sueños venidos del mundo que se visita a la hora de dormir, inclusive en siestas y cabeceos de colectivo.

vale tanto un lenguaje florido, como uno minimalista, poético, coloquial o documental, balbuceado, ininteligible, escrito, dibujado o sonoro, brevísimo o novelado, minucioso o a grosso modo.

si ud. cree que es bueno invitar a alguien a escribir en este blog, nomás deje su mail en un comentario.
gracias.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

24.11.15

Torpedo

Soñé que me comía un helado (torpedo) pero no de agua sino de crema.

22.10.15

el fin del mundo

sueño: anunciaban el fin del mundo. estábamos en un pueblo costero de Japón que bien podía haber sido las toninas pero en zara las cosas tenían los precios en yenes. decidiamos encontramos en la puerta de una librería para darnos el último abrazo, poco convencidos. corriamos para llegar a tiempo. había unas luces mediopelo que venían de la costa y todos caminábamos había allá: tres ballenas voladoras con plumas de paloma descendían sobre el agua. las mirábamos asombrados y expectantes. entonces se escuchaba una voz omnipresente que hablaba sobre quesos untables en sus 8 nuevos sabores: calamar, vieyra, crustaceo, centolla... y 8 envases a escala ballena bajaban del cielo. "es el fin del mundo de los quesos que conocían", decía la voz.

14.7.15

El asesinato

Estoy en mi trabajo. Hay un futbolista muerto tirado en el piso. Yo lo maté. Es morocho, pelado, alto y fornido. Es Mascherano, pero en el sueño no lo sé. Pienso que tengo que sacar el cuerpo de ahí porque a mi jefa no le va a gustar nada. Tengo asumido que voy a ir a la cárcel por mi crimen pero me interesa más que mi jefa no lo encuentre ahí. Ella no soportaría tal desorden. Sigo pensando qué hacer hasta que me llaman de la biblioteca de la que soy socia para reclamarme que no les devolví un libro. Hago esfuerzos para recordar qué libro de la biblioteca tengo en mi casa, pero no recuerdo ninguno. Les digo que es un error. Les pregunto qué libro me están pidiendo. Ellos me dicen el nombre del libro y recuerdo que sí lo tengo. Entonces, decido ir a buscar el libro a mi casa porque me parece más importante ir a devolverlo que cualquier otra cosa!
A partir de ahí el sueño se vuelve confuso, no se si estoy en mi casa, en el trabajo o en la biblioteca. La acción se vuelve circular: las escenas se repiten de manera similar con pocas variaciones. Es el artilugio del que me valgo en el sueño para demorar mi entrada en la cárcel (y continuar durmiendo).

5.3.15

Control de calidad

Cuando era joven, el dueño de la librería en la que trabajo enviaba a su hijo, aún un niño, a testear los cajones de una funeraria a cambio de dinero.

La empresa le pagaba al padre por cada cajón que probaba el hijo, acostándose en su interior.

Le cuento esto a una chica.

—Claro —me dice—, en esa época se estilaba.